Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso. Aceptar Más información

Áreas Municipales > Educación, Nuevas Tecnologías y Seguridad Ciudadana > Educación

Estudiantes Burdeos 2015

Veinticuatro jóvenes franceses visitan el IES Américo Castro

Gabinete de Prensa Martes, 17 de marzo de 2015

Un grupo formado por 24 escolares del instituto Collège Cassignol de Burdeos (Francia) visita durante esta semana Huétor Tájar, dentro de un programa de intercambio lingüístico en el que participan alumnos del Instituto de Educación Secundaria (IES) Américo Castro.

Los estudiantes panciverdes ya visitaron Burdeos el pasado mes de febrero, y ahora les ha tocado a ellos ejercer de anfitriones con sus homólogos franceses, en una semana en la que han disfrutado de un completo programa de actividades organizadas desde el IES en colaboración con el Ayuntamiento.

Precisamente, la teniente de alcalde del Consistorio hueteño, Mª Dolores López Jiménez, ha recibido a los estudiantes en el Salón de Plenos municipal. La edil destacó “la enorme importancia que tienen este tipo de actividades, que sirven para afianzar los lazos entre ciudades, para que nuestros jóvenes compartan momentos inolvidables y conozcan otras culturas, y para llevar el nombre de nuestro pueblo fuera de nuestras fronteras”.

Una comida de convivencia
Los estudiantes franceses, que estarán en Huétor Tájar toda la semana, han tenido la oportunidad de disfrutar de una comida de convivencia con los chavales hueteñas, celebrada en el Cerro Béylar. En concreto, una enorme paella que hizo las delicias de los asistentes.

A ella asistió el alcalde de Huétor Tájar, Fernando Delgado Ayén, además de padres y profesores del centro educativo. Posteriormente, los estudiantes franceses realizaron un recorrido por el municipio, a bordo del tren turístico, haciendo parada en los principales monumentos de la localidad.

Mª Dolores Jiménez animó a los estudiantes “a disfrutar al máximo de esta actividad, que supone no sólo un viaje cultural, sino también lingüístico y da a nuestros adolescentes la oportunidad de abrirse a otras culturas”.