Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso. Aceptar Más información
Inicio > Novedades

Novedades

Bolsa no gracias jul18

Huétor Tájar pone en marcha una campaña para reducir el uso de bolsas de plástico entre sus vecinos

Gabinete de Prensa | Miércoles, 11 de julio de 2018

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Huétor Tájar y la Agencia Pública Administrativa Orientación y Asesoramiento Local (OAL) han puesto en marcha una campaña informativa dirigida a reducir el consumo de bolsas de plástico entre los vecinos del municipio.

Bajo el lema “¿Bolsa? No gracias”, el objetivo de la campaña es concienciar a los hueteños de que realicen un uso responsable de las bolsas de plástico, y que reutilicen las bolsas tantas veces como sea posible.

“Desde el pasado 1 de julio, en virtud de un Real Decreto y de una nueva normativa europea, está prohibida la entrega gratuita a los consumidores de bolsas de plástico, y los comercios están obligados a cobrar las bolsas con un precio que oscila entre los 5 y 15 céntimos según su gramaje y porcentaje de plástico reciclado”, recuerda el concejal de Medio Ambiente de Huétor Tájar, Juan Gómez Reinoso.

La campaña “¿Bolsa? No gracias” pretende también animar a los vecinos a reciclar y que depositen los bolsas estropeadas en el contenedor amarillo, evitando que las abandonen en cualquier lugar, y nunca en la naturaleza.

“Queremos animar a los vecinos a que empleen para sus compras bolsas de tela o ecobolsas no derivadas del petróleo”, explica el edil de Medio Ambiente.

Para ello, los técnicos del OAL han visitado y repartido carteles y folletos informativos en más de un centenar de comercios de la localidad, en los que se recuerda que las bolsas de plástico se fabrican a partir de petróleo crudo, altamente contaminante, y que la mayoría de las bolsas de plástico son usadas solo una vez con un promedio de 12 minutos antes de ser recicladas o tiradas, pero tardan unos 150 años en desintegrarse y acaban muchas veces en mares y océanos.